Como joven soltero puedes estar sin el respaldo económico de tus padres por primera vez. Pudiera ser que estes estudiando o empezando tu primer empleo. En esta etapa de tu vida es importante que entiendas que las decisiones financieras que haces hoy tienen implicaciones a largo plazo.

Salud 101: ¡Tengo trabajo y seguro de salud también!

Para consideraciones de seguro medico/de salud para todas las etapas de vida

Consideraciones especiales para jóvenes soltero
¡Tengo trabajo y seguro de salud también!

Ya que el seguro de salud en los Estados Unidos es, generalmente, provisto por el empleador, muchas veces el primer trabajo es la primera vez que un joven empieza a pensar en como un seguro le puede beneficiar.

Mientras eres joven y saludable, podrías opinar que no tienes necesidad de tener un seguro de salud. De hecho, tal vez no piensas que necesitas cobertura porque te hace falta el dinero y porque quieres evitar pagar primas. La Asociación Nacional de Comisionados de Seguros recientemente realizó una encuesta a los consumidores de seguros de los Estados Unidos en la que casi una quinta parte de los jóvenes solteros indicaron que declinarían el seguro de salud que ofrece su empleador para poder ahorrar dinero.

Sin embargo, renunciar al beneficio de un seguro de salud es una decisión peligrosa. Los accidentes y las enfermedades imprevistas pueden resultar económicamente devastadores para ti y tu familia. Evalúa cuidadosamente las repercusiones de no estar cubierto y considera seriamente adquirir un seguro de salud para protegerte.

  • Conoce el historial médico de tu familia. Si estás en alto riesgo desarrollar una condición médica - como diabetes - más tarde en la vida, piénsalo bien antes de renunciar la póliza de salud que ofrece tu empleador, aún si la misma te requiere pagar primas más altas mientras estás joven y saludable.
  • Comprende que si has estado cubierto por la póliza de seguro de salud de tus padres mientras que estabas en la universidad o a través de un plan ofrecido por tu escuela, generalmente esta cobertura termina cuando te gradúas. También, muchas compañías tienen periodos de pruebas para sus empleados antes de que la cobertura de seguro de salud entre en efecto. Para estos periodos ausentes de cobertura, debes verificar si puedes extender la cobertura de seguro de tus padres por un periodo corto de tiempo bajo COBRA. Algunas universidades también ofrecen cobertura provisional de seguro a sus egresados. Otra alternativa, es que consultes a un agente de seguros sobre cómo comprar cobertura de salud para casos catastróficos como medida a corto plazo.
  • Mientras evalúas distintas proposiciones de trabajo, no hagas del salario tu única prioridad. El seguro de salud es tal vez el beneficio más importante relacionado al trabajo que puedas tener; así que analiza los distintos seguros de salud ofrecidos por tus prospectivos empleadores. Muchas compañías ofrecen cobertura bajo una organización de servicio de seguro de salud (HMO) o un plan de atención médica administrada ("managed care"), lo cual significa, que muchas de las decisiones - incluyendo cuáles médicos están incluidos en la red de proveedores - son hechas por el proveedor mismo. Otras compañías, tienen planes más flexibles que te permiten elegir sus propios médicos. En cualquiera de los casos, el empleado es responsable por los co pagos, los cuales ayudan a mantener los costos bajo control.

Aquí hay algunas sugerencias para manejar los costos de tu seguro de salud o cubrir un periodo provisional antes o entre empleos si no estás protegido por el plan de un empleador:

  • Si piensas que no puedes permitirte un plan de seguro de salud regular, podrías considerar la opción de comprar una póliza de cobertura médica mayor ("major medical") con un deducible alto que sólo cubre los costos de salud por enfermedades serias o catastróficas. Éste ofrecerá primas más bajas que las pólizas de seguros de salud regulares y te ayudará a cubrir los costos para eventos médicos mayores, como cirugía, hospitalización y tratamiento en las salas de emergencia. Sin embargo, no cubrirá visitas al médico ni exámenes de rutina.
  • Si estás convencido de que estás generalmente saludable y que tienes un estilo de vida saludable y, definitivamente no quieres (o no puedes) pagar una prima de seguro alta, considera abrir una Cuenta de Ahorros de Salud ("Health Savings Account"). Una HSA, puede establecerse individualmente, o cada vez más frecuentemente, como una opción a través de los empleadores. Estas cuentas te permiten acumular y gastar dinero de tu salario antes de impuestos (pre-tax money), para gastos de salud a través de una cuenta que está a tu nombre y que puedes transferir si cambias de trabajo.
  • Si tienes un empleo que involucra gran esfuerzo físico, querrás considerar adquirir un seguro de discapacidad, ya que nuestra investigación demuestra, que la gente joven es cuatro veces más propensa a ser discapacitada que a morir a una joven edad. Como opción, muchos empleadores ofrecen cobertura por discapacidad, la cual cubre las pérdidas de ingreso en la eventualidad de que te hieras o estés incapacitado para trabajar. Si la condición está relacionada a un accidente en el trabajo entonces tendrás cobertura bajo el fondo de compensación al obrero ("workers compensation") de tu estado.

Si decides adquirir un seguro de discapacidad, trata de conseguir una póliza no cancelable de renovación garantizada. Esto quiere decir que la póliza nunca podrá ser cancelada y será efectiva hasta tus 65 años de edad. Asegúrate de revisar tu póliza de discapacidad anualmente para asegurarte de que tus pagos vayan de acuerdo con del aumento de tus ingresos.

Consideraciones para todas las etapas de la vida

Al igual que con otros tipos de seguro, hay varios tipos de seguro de salud.

Los planes de médicos mayores (“major medical”), típicamente cubren una amplia variedad de necesidades de la salud, incluyendo consultas médicas, medicinas y cuidado en el hospital.  Estos beneficios pueden ser ofrecidos en distintas maneras:

  • Planes de indemnización (“Indemnity Plans”) – Estos planes de seguro de gastos médicos mayores (“major medical”), generalmente, tienen un deducible- la cantidad que usted debe pagar antes de que el asegurador empiece a pagarle los beneficios.  Luego de que sus gastos cubiertos por el seguro exceden la cuantía de ese deducible, se pagan los beneficios como un porcentaje de los costos reales, normalmente en un 80%. Estos planes son los más flexibles, en término de poder escoger dónde ir para recibir los servicios médicos.
  • Planes de Organización de Proveedores Preferidos (“Preferred Provider Organization – PPO Plans”) – En estos planes médicos mayores, el asegurador entra en un contrato con ciertos hospitales y médicos selectos para que le provean un servicio a descuento.  Como miembro de un PPO, usted podrá buscar cuidado de un médico u hospital que no es un proveedor preferido, pero con toda probabilidad, tendrá que pagar un deducible o co-pago más alto.
  • Organizaciones de Servicios de Salud (“Health Maintenance Organizations -  HMO Plans”) – En estos planes mayores, usualmente, usted elige un médico primario (PCP) de una lista conocida como “red de proveedores”.  Su médico primario (PCP) será responsable de manejarle todo su cuidado de salud.  Si usted necesita atención médica de cualquier otro médico de la red, usted podría necesitar un referido de su médico primario, (PCP), para poder consultarle.  Usted deberá recibir atención de los proveedores de la red para poder cobrar sus beneficios a través del HMO. El tratamiento médico recibido fuera de la red, por lo general, no tiene cubierta o si se cubre, es a un nivel significativamente más bajo.
  • Planes de Punto de Servicio (“Point of Service – POS Plans”) – Estos planes médicos mayores son un híbrido de los modelos de HMO y PPO ya mencionados.  Son más flexibles que los HMO’s pero le requieren que escoja un médico primario (PCP). Como con los PPO, usted podrá ir con un médico fuera de la red de proveedores y pagar un poco más por el costo.  Sin embargo, si el médico primario lo refiere a un médico fuera de la red, el plan NO le cubrirá el costo.

Hay Planes de Beneficios Limitados que le proveen cobertura para unas condiciones, enfermedades o situaciones limitadas.

Estas son algunas de las opciones que podrían estar disponibles para usted:

  • Cobertura Básica de Gastos de Hospital (“Basic Hospital Expense Coverage”) – cubre un periodo que generalmente no es menor de 31 días de cuidado continuo en el hospital o de ciertos servicios fuera del hospital.
  • Cobertura Básica de Gastos Médicos-Quirúrgicos (“Basic Medical-Surgical Expense Coverage”) – Cubre los costos asociados con una cirugía necesaria, incluyendo cierto número de días de cuidado en el hospital.
  • Cobertura de Indemnización por Hospitalización (“Hospital Confinement Indemnity Coverage”) – Cubre una cantidad fija por cada día que usted está en el hospital.
  • Cobertura de Accidentes Solamente (“Accident Only Coverage”) - Cubre muerte, desmembramiento, discapacidad o cuidado médico o de hospital causado por un accidente.
  • Cobertura de Enfermedad Especifica (“Specified Disease Coverage”) - Cubre una diagnóstico y tratamiento de enfermedades o condiciones específicas – como cáncer.
  • Otras coberturas limitadas (“Other Limited Coverage”) – Usted también puede comprar un seguro que le cubra cuidado dental, visual u otro cuidado específico.

Otras coberturas le proveen protección adicional en caso que usted se descapacite, requiera cuidado prolongado o se acoja a Medicare:

  • Ingreso por Descapacidad (“Disability Income”) – Esta cobertura le provee un pago de beneficios semanales o mensuales mientras usted esté discapacitado por una condición o daño cubierto por su póliza.
  • Seguro de Cuidado Prolongador  (“Long-Term Care Insurance”)– Esta póliza, usualmente, paga por cuidado experto, intermedio o de custodia de un hogar de ancianos o en otros sitios, como su hogar, un centro de hogar de ancianos o una facilidad de cuido supervisado (“assisted living facility”).  La póliza normalmente paga una cantidad fija por día, mientras que la persona recibe los servicios.
  • Cobertura Suplemental de Medicare (“Medicare Suplemental Coverage”) – El programa federal de Medicare paga la mayor parte de los costos médicos de personas de 65 años o más, o de individuos menores de 65 años que reciben beneficios por discapacidad del Seguro Social.  Sin embargo, Medicare no cubre todos los gastos.  Por lo tanto, usted querrá adquirir una póliza suplemental de Medicare (“Medicare Supplemental Coverage”), que le ayuda a pagar por ciertos gastos, incluyendo los deducibles no cubiertos por Medicare.

A continuación dos tipos de servicios relacionados con la salud que NO son planes de seguro de salud:

  • Planes de descuento (“Discount Plans”) – Usted puede recibir avisos o anuncios de planes que ofrecen descuentos en el cuidado de salud por una tarifa mensual.  Estos no son planes de seguro de salud y los participantes no tienen las mismas protecciones que bajo un seguro de salud debidamente autorizado.  Su Comisionado de Seguro le recomienda que investigue a fondo cualquier plan que le prometa descuentos significativos a cambio de una tarifa “baja” y que evalúe los beneficios en comparación con los costos.
  • Planes No Autorizados para Compartir Riesgos (“Non-Licensing Risk-Sharing Plans”) – Usted puede también recibir ofertas para unirse a un grupo u organización que le tomará sus pagos mensuales, colocándolos en una cuenta de ahorros, o en un fideicomiso (“trust”) junto al dinero de otros participantes, para ayudarle a pagar algunos de sus gastos, según sea necesario.  Este tipo de arreglo NO es un seguro autorizado y los participantes no tienen las protecciones disponibles para quienes compran un plan de seguro debidamente autorizado.   Su Comisionado de Seguro le recomienda que usted investigue a fondo estos planes antes de escogerlos.

El seguro de salud – provisto por su empleador o comprado por usted, independientemente, puede ser costoso. Estas son algunas maneras en que usted puede controlar sus costos:

  • Si usted esta casado y tanto como usted como su esposo (a) trabajan para patrones que proveen plan médico, compare las pólizas y sus costos para saber cuál es la que más le convenga. Vaya más allá del costo mensual de cada una y vea con cuidado los servicios que cada una cubre, los requisitos de co-pago, los deducibles y los niveles de reembolso. De modo que pueda hacer la mejor decisión para su familia y para su presupuesto.
  • Muchos planes le ofrecen un menú de opciones. Revise su situación con regularidad y ajuste sus opciones según sea necesario.
  • Quédese en la red de proveedores lo más que pueda, asegurándose de que cuando necesite ver a otro especialista, su médico primario lo recomiende.
  • Muchos planes exigen una pre-certificación para ciertas pruebas y procedimientos.  Conozca su plan y asegúrese de cumplir con todos los requisitos para que evite tener que pagar recargos.
  • Guarde sus recibos de servicios médicos recibidos.  Aún cuando su intención sea quedarse siempre en la red de proveedores, usted nunca sabe cuándo un accidente, una emergencia fuera de su pueblo, o una enfermedad inesperada lo lleve a tener que llevarse la mano al bolsillo para cubrir gastos que exceden aún el deducible más alto.
  • Investigue si su empleador ofrece una cuenta de gastos flexible. Este tipo de plan, el cual permite que usted reserve dinero antes de pagar sus impuestos por gastos médicos y cuidado de niños, es una buena manera de reducir los costos de servicios médicos que salen de su propio bolsillo.
  • Finalmente, considere combinar un plan catastrófico con un deducible alto con una Cuenta de Ahorros de Salud (“Health Savings Account”, “HSA”).  Una HSA es una cuenta de ahorros libre de impuestos similar a una cuenta de retiro IRA, pero que se reserva para cubrir gastos médicos. Los depósitos son 100% deducibles para una persona que trabaja por su cuenta, y pueden ser fácilmente girados en un cheque o cargar el pago de su tarjeta de débito para cubrir cuentas médicas de rutina con dinero libre de impuestos. Los gastos médicos mayores se cubren a su vez, con una póliza de seguro de salud más barata, que tenga un deducible, alto.  El dinero que sobre de la cuenta anualmente, permanece depositado y continúa ganando interés, libre de impuestos, para suplementar sus ingresos antes de jubilarse, al igual que una cuenta IRA.  Muchos empleadores están empezando a ofrecer este tipo de arreglo a sus empleados como una opción a un plan de seguro de salud.

 

Auto 101
Hogar 101
Salud 101
Vida 101
 

Llame al 1-866-470-NAIC (6242) antes de comprar cualquier póliza.

Procure usar el fuente de información para el Consumido (Consumer Information Source -CIS) para asesorar la reputación de la compañía que esté considerando.

More consumer information (in English) is available on the NAIC Web site's Consumers page.


  
Link Agreement Form (English)
| NAIC Inicio (English) | States & Jurisdiction Links (English)
Copyright & Reprint Info (English) | Privacy Statement (English) | Mapa del sitio


© 1991 - 2017 National Association of Insurance Commissioners. All rights reserved.
SM Insure U and Stop. Call. Confirm are registered service marks of
the National Association of Insurance Commissioners.